Cheesecake sin horno saludable con mascarpone y fresas

Esta es la verdadera historia detrás de esta cheesecake sin horno saludable. El otro día, en el supermercado me entraron ganas de comer una tarta bien fresquita, como acaba de llegar de viaje y no tenia muchas ganas de meterme en la cocina, compré una de estas tartas precocinadas que tan solo tienes que mezclar todo y refrigerar. Sin palabras, la tarta se fue directamente a la basura despues de la primera cucharada. Lo mejor de todo es que sin tan solo hubiera tenido un poco de paciencia hubiera comprado los ingredientes por separado, la hubiera preparado con un poco de calma y listo.

Cuál es el mejor queso para preparar una cheesecake sin horno saludable

  • Queso mascarpone
  • Queso requesón o ricotta
  • También puedes usar cualquier tipo de queso crema

Qué tipos de gelatina puedes usar para preparar una tarta de queso

Existen varios tipos de gelificantes y puedes usar el que más te guste, el que tengas a mano o el que encuentres en el supermercado. Te cuento cómo se prepararan pero lo mejor es que revises las instrucciones del paquete antes de prepararlo.

  • Gelatina neutra o grenetina: Tienes que hidratar este polvo con un poco de agua y dejar reposar por 5 minutos. Una vez hidratada se habrán formado bolitas y lo agregaras a la leche o líquido de la receta. Posteriormente calienta durante 1 minuto en el microondas. Mezcla luego con el resto de ingredientes.
  • Gelátina en láminas: debes sumergir en agua fría las láminas y una vez blanditas las agregaras a la leche o líquido de la receta. Posteriormente calienta durante 1 minuto en el microondas. Añádela al resto de ingredientes
  • Agar agar: El agar agar es un gelificante vegetal. Es mucho más potente que la gelatina y nunca debes añadir más cantidad que la que indica la receta. A diferencia de la gelatina que no tiene que hervir, el agar agar debe hervir durante al menos 3 minutos.

Cómo preparar una cheesecake sin horno saludable

Ingredientes

  • 200 gramos de galletas de avena
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 400 gramos de queso mascarpone
  • 200 ml de leche
  • 7 gramos de gelatina en polvo (1.5 cucharadita)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 4 cucharadas de miel o sirope de ágave
  • 100 gramos de mermelada de fresa

Preparación

  1. Tritura las galletas en una batidora, trituradora o simplemente colócalas dentro de una bolsa de plástico y aplástalas con un rodillo.
  2. Añade el aceite de coco y mezcla bien. Si necesitas añade agua hasta que la mezcla se compacte. Comprueba que la mezcla se compacta entre tus dedos. Entonces estará lista. Si no se compacta añade más aceite o un poco de agua.
  3. Usa un molde desmontable de unos 16 cm. Engrasa la base con aceite y coloca las galletas con tus propias manos. Debe quedar perfectamente compactado. Refrigera durante unos minutos mientras preparas el relleno.
  4. En este caso he usado gelatina en polvo. Así que siguiendo las instrucciones que te he comentado anteriormente, debes mezclar la gelatina en polvo con un poco de agua y dejar reposar unos minutos hasta que se formen bolitas.
  5. Posteriormente agregamos esta mezcla a la leche y calentamos en el microondas durante 1 minuto o en un cazo. Si calientas la leche en un cazo ten en cuenta que no tiene que hervir.
  6. Ahora mezcla el queso mascarpone con la vainilla, la miel y añade también la leche con la gelatina. Mezcla hasta obtener una consistencia cremosa. Añade la mezcla al molde con la base de galletas y refrigera de nuevo. Refrigera durante un par de horas.
  7. Añade la mermelada en la parte superior y sirve esta tarta bien fría.

Notas

  • Lo ideal para una cheesecake es un usar un molde desmontable, pero puedes también usar uno de silicona o de vidrio.
  • Usa una cuchara grande para presionar y compactar perfectamente la base de galletas.
  • Si no tienes mermelada puedes servir esta tarta con frutas frescas. Quedará igual de rica.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish