La escritura terapéutica: libera tu mente en una página en blanco

Si aún no has oído hablar de la escritura terapéutica o las Morning Pages creo que ha llegado el momento. Se trata de un concepto creado por la escritora norteamericana Julia Cameron en su libro “El Camino Del Artista” . Una herramienta para recuperar la creatividad, una practica diaria a la que decidió bautizar como “Morning Pages” (Páginas de la mañana)

¿Qué son las Morning Pages?

Las Morning Pages (escritura terapéutica) son tres páginas escritas a mano que deben escribirse por las mañanas. La primera cosas que hagamos nada más levantarnos. Se trata de escribir lo primero que te venga a la cabeza, los pensamientos que te cruzan la mente, sin pensar demasiado. Tan solo escribe y escribe y poco a poco te darás cuenta que puedes llenar lineas y párrafos. No es una redacción, no es una carta, son páginas escritas a mano donde reflejamos nuestros pensamientos.

En principio podría verse como un ejercicio destinado a personas con una profesión creativa o literaria, pero personalmente creo que puede ser útil para cualquier persona, al fina y al cabo todos aunque no nos demos cuenta creamos y hacemos cosas durante la mayor parte de nuestro tiempo.

las morning pages

Todos tenemos en nuestra cabeza multitud de pensamientos que nos quitan energía, nos distraen de nuestras labores diarias. Las “Morning Pages” nos ayudan a sacar a la luz todos esos pensamientos, escarbar en nuestra mente, dejarlos por escrito y verlos desde otro punto de vista. Si tus pensamientos son negativos, al dejarlos sobre un papel, hará que no te lleves las preocupaciones contigo durante la jornada. En resumen, se trata de “vomitar”, sacar a la luz y dejar por escrito todo lo que te molesta.

Llevo escribiendo “Morning Pages” desde hace más de un año y lo encuentro satisfactorio porque siento que tengo un momento conmigo misma a solas, donde escribo mis preocupaciones, las cosas que tengo que hacer, mis objetivos y sueños. No lo hago todos los días, con el tiempo se ha convertido en una práctica semanal, pero sigue siendo útil. Al escribir a mano en una libreta parece que volvamos a nuestra infancia, al pupitre del colegio, a tu habitación de niña cuando hacías los deberes, donde no existían las prisas, los horarios y las obligaciones. ¿Te acuerdas?

Es un tiempo para la autoreflexión y meditación donde limpiamos nuestra cabeza de preocupaciones y comenzamos la jornada con más energía.

¿Y si no tengo tiempo?

Como todo más vale a veces que nunca, si no tienes tiempo todos los días, no lo hagas. Si prefieres hacerlo durante tu pausa en el trabajo, pues hazlo también. Si prefieres escribir de camino al trabajo, en el metro, o en autobús, también es una buena opción. En lugar de una práctica diaria también puedes convertirla en una práctica semanal, al inicio o al final de la semana, como intención o como balance semanal.

La primera vez que escribí “Morning Pages” fue después de comer, mientras me tomaba el café. Y fui muy útil me sentí con mucha energía y orgullosa de haber completado tres páginas.

No hay una regla para escribir las Morning Pages, no puedes escribirlas mal porque no hay reglas. Tan solo escribe y al siguiente día escribe tres páginas más.

Si aún así no sabes por donde empezar y necesitas un pequeño empujón para escribir tus pensamientos en una página en blanco puedes hacer algún taller de escritura terapéutica on line. Por lo general son muy económicos y los puedes hacer cómodamente desde tu casa.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish