Galette de caquis

Otoñal, dulce, sin harinas refinadas.. esta galette de caquis es genial para esta época, y es que aunque hoy sea día de Todos los Santos o Halloween pues me apetece preparar este rico postre con mi fruta preferida del otoño.

Cómo preparar esta galette de caquis

Ingredientes

Masa

  • 100 gramos de harina de arroz integral
  • 50 g de harina de almendras
  • 30 g de harina de trigo sarraceno o harina integral
  • 20g de azúcar de coco
  • Una pizca de sal
  • 70 g de aceite de coco derretido
  • 1 huevo

Relleno

  • 3 cucharadas de mermelada de caquis (te cuento más abajo cómo prepararla)
  • 1 o 2 caquis cortados en rodajas muy finas.
  • Almendras laminadas o cualquier otro fruto seco troceado

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 grados. Comienza preparando la masa. En un bol mezcla las harinas, el azúcar de coco y la sal. Agrega el aceite de coco y el huevo. Mezclar rápidamente. Agrega 2 cucharadas de agua fría. Mezcla hasta que observes que la masa tenga un aspecto homogéneo, es decir, que todas las harinas estén integradas. Si está demasiado seca, agrega un poco más de agua.
  2. Extiende la masa sobre un papel de horno y dale forma circular. La masa debe tener medio centímetro de grosor más o menos.
  3. Añade mermelada en el centro, corto los caquis en trozos muy finos con la ayuda de una mandolina o un buen cuchillo. Dobla los bordes y añade las almendras. Hornea durante 40-45 minutos a 180 grados hasta que los bordes estén dorados.
  4. Sirve la galette a tu gusto, caliente, a temperatura ambiente o bien fría. Si te apetece puedes servir estas galette templada con un poco de helado. El contrate del helado con las masa crujiente es espectacular.

Notas sobre esta galette de caquis

  • Para preparar una pequeña cantidad de mermelada casera de caquis haz lo siguiente: Corta un caqui pequeños y añádelo a una sartén y calienta a fuego medio. Añade1 cucharada de miel o jarabe de arce. Después de unos 20 o 30 minutos la fruta ya se habrá disuelto y tu mermelada estará lista.
  • Si vives en un lugar cálido, tal vez te resulte imposible amasar, porque la masa estará demasiado blanda. No te desesperes. Deja la masa en el frigorífico durante una hora y verás como puedes amasarla perfectamente.

Más recetas

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish