Lasaña de calabacín

La lasaña tradicional con láminas de pasta está más que deliciosa, pero hay que reconocer que es un plato bastante consistente. De vez en cuando apetece algo más ligero, bien porque eres celíaco o intolerante al gluten está lasaña de calabacín es ideal para ti. Mucho más ligera y no te sentirás pesado si te apetece repetir.

Cómo evitar el exceso de agua en la lasaña de calabacín

Los calabacines contienen mucha cantidad de agua, por lo que puede que la lasaña tenga un exceso de líquido, para evitarlo existen varias formas pero las más comunes son las siguientes:

  • Corta los calabacines en tiras delgadas y añade sal. Pasados unos 15 minutos verás como el calabacín va perdiendo agua. Elimina el agua con papel de cocina.
  • Asa los calabacines en una sarten durante unos minutos por cada lado.

Cómo preparar lasaña de calabacín

Ingredientes

  • 4 calabacines
  • 900 gramos de carne picada (puedes mezclar mitad ternera y mitad cerdo)
  • 1 diente de ajo
  • Media cebolla
  • 600 gramos de salsa de tomate
  • 2 porciones de mozzarella
  • 200 gramos Parmesano
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Una cucharadita de orégano
  • Una cucharadita de albahaca fresca si es posible

Preparación

  1. Corta los calabacines en tiras muy finas. Puedes utilizar un buen cuchillo o un pelador de patatas. Cuando los tengas cortados intenta eliminar la mayor cantidad de agua posible con los métodos comentados anteriormente.
  2. Prepara la salsa de tomate. Corta el ajo y la cebolla en trozos pequeños y sofríe con aceite y sal. Pasados un par de minuto añade la carne y deja cocer durante otros 5 minutos. Añade ahora la salsa de tomate y mezcla todo perfectamente. Deja cocer durante 15 minutos y reserva. (Reserva un poco de salsa de tomate)
  3. Prepara los quesos que utilizarás para formar la lasaña. Elimina el agua de la mozzarella y corta a pedazos. Ralla el queso parmesano.
  4. Coloca un poco de tomate en base de la fuente de horno. Y comienza a crear las capas. Cubre primero con los calabacines, cubre con la salsa de tomate y carne, añade un poco de mozzarella y parmesano y un poco de orégano y albahaca. Repite el proceso hasta crear dos capas.

Consejos

Puedes eliminar el agua de la mozzarella bien dejándola unos minutos en un colador o si vas con prisas tan solo exprimiéndola con tus propias manos.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish