Mermelada casera de fresa sin azúcar

Cuando era pequeña mi abuela solía preparar mermelada de melocotón casera con azúcar. Era mi preferida. Mi madre me la ponía directamente en un bocadillo para merendar en verano y salia pitando a la calle. Era lo mejor del mundo. La receta tradicional de la mermelada casera suele llevar la misma cantidad de azúcar que de fruta. ¡Imagínate! Las que compras en el supermercado además llevan conservantes y más aditivos.

Por mucho me gustara esa mermelada, creo vale la pena apreciar el sabor natural de la fruta sin añadir demasiado endulzante o ninguno si es posible. Así que de vez en cuando suelo preparar esta mermelada casera de fresa sin azúcar y la uso durante toda la semana es mis tostadas del desayuno o si preparo algún postre.

Cómo hacer mermelada de fresa sin azúcar

Ingredientes

  • 500 gramos de fresas congeladas
  • 2 cucharas de semillas de chía
  • 1 cucharas de zumo de limón

Preparación

  1. No se si llamar a esto receta porque prácticamente no hay que hacer nada, esta mermelada se prepara prácticamente sola. Eso sí para ello necesitarás utilizar fresas congeladas. Deja las fresas congeladas en un bol y espera a que se descongelen. Puedes dejar que se descongelen de forma natural o usar el microondas.
  2. Añade las semillas de chía y el zumo de medio limón y mezcla los ingredientes.
  3. Con un tenedor aplasta las fresas para sacar el resto de agua de la fruta, deja reposar la mezcla durante 30 segundos y listo. Verás como la mezcla se ha hecho mucho más densa por efecto de las semillas de chía.

Notas

  • Esta mermelada se conserva perfectamente un frasco cerrado en la nevera unos 5 o 6 días.
  • Puedes usar esta mermelada de fresa casera para untar tus tostadas con crema de cacahuete, con yogur blanco, para rellenar tus tartas o para acompañar estos pancakes de avena sin gluten.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish