Mini Pavlovas de frutos rojos

Merengue crujiente por fuera y blando por dentro relleno de nata montada y frutos del bosque ¿Qué es? Pues Pavlova, la tarta de merengue más famosa y sabrosa del mundo. Este postre lo puedes preparar en forma de mini Pavlovas de frutos rojos o como una gran tarta en forma de corona como ya prepararé en otra receta.

¿Qué es una Pavlova?

La Pavlova es un tarta de merengue rellena de nata con frutos del bosque o fresas por encima. El merengue se hornea a una baja temperatura durante más de una hora dando como resultado ese sabor y textura a nubes de algodón. Es crujiente por fuera y blando por dentro.

Cómo hacer mini Pavlovas de frutos rojos

Ingredientes (5 mini Pavlovas)

Merengue

  • 3 claras de huevo
  • azúcar blanco
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Relleno

  • 100 ml de Nata fresca o leche de coco
  • 1 cucharada de azúcar blanco

Toppings

  • Frutos rojos congelados o frescos
  • Un chorrito de miel

Preparación

  1. Comenzamos con la preparación del merengue. Separamos las claras de las yemas y usamos solo las claras.
  2. Necesitarás una batidora de varillas para preparar el merengue. Limpia el bol y las varillas con un poco de vinagre. (la acidez del vinagre nos ayudará a eliminar cualquier resto de grasa de los utensilios y será más fácil preparar el merengue.
  3. Comienza a batir y cuando veas que se forman una especie de nubes en la masa, añade el azúcar poco a poco y bate a máxima potencia durante unos cuantos minutos. Ten paciencia, puedes tardar unos 5-8 minutos. La clásica forma de saber si el merengue está hecho es dar la vuelta al bol. Si no cae, el merengue está en su punto.
  4. Si quieres que todas las pavlovas tengan el mismo tamaño dibuja círculos con la ayuda de un vaso grande en el papel de horno. Cubre la bandeja de horno con el papel.
  5. Ahora con la ayuda de una manga pastelera forma pequeños nidos dejando un espacio en el centro para la nata montada. ¿No tienes manga pastelera? No pasa nada. Tan solo vierte dos cucharadas de merengue y forma el circulo con la ayuda de la misma cuchara. Posteriormente, con la parte trasera de la cuchara forma el hueco para la nata montada.
  6. Precalienta el horno a 200 grados, durante 10 minutos y hornea durante 1 hora y media a 140 grados. Así conseguiremos que el merengue esté crujiente por fuera pero tierno por dentro. Apaga el horno pero deja el merengue dentro reposando durante una hora más.
  7. Prepara nata montada. Añade el azúcar y la vainilla a un bol y bate de nuevo con la batidora de varillas. La nata debe estar bien fría para que salga perfecta.
  8. Esparce la nata en el surco que hemos creado y cubre con los frutos rojos por encima.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish