Tarta Pavlova De Frutos Rojos

¿Cómo hacer una Pavlova “saludable”? La única forma que se me ocurre es hacerla con los ingredientes clásicos (claras de huevo, azúcar y nata montada) cortarla en trozos no muy grandes, invitar a mucha gente y así no poder repetir. Quédate porque esta tarta Pavlova de frutos rojos siempre deja a los invitados con la boca abierta.

Seguro que habrá formas de hacer esta tarta Pavlova de frutos rojos más “saludable”, sin usar azúcar refinado, pero al igual que con la Tarta Victoria Sandwich es un tarta de celebración algo que se prepara de forma ocasional: cumpleaños, aniversarios o Navidad. Esta receta y la tarta Victoria Sandwich son las dos únicas recetas con azúcar refinado que puedes encontrar en mi blog.

Esta tarta se puede preparar de muchas formas pero he decidido hacerla en forma de anillo por si la quieres preparar para Navidad, Año Nuevo o un aniversario. La presencia de esta esta tarta puede hacer las veces de centro de mesa en Navidad. ¿No es preciosa?

Cómo preparar una tarta Pavlova de frutos rojos

Ingredientes

Merengue

  • 6 claras de huevo
  • 350 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Relleno

  • 600 ml de nata para montar
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 50 gramos de azúcar
  • 100 gramos de fresas
  • 100 gramos de arándanos

Preparación

  1. Aunque parezca mentira esta tarta está hecha sin molde. Solo necesitas dibujar dos círculos en papel de horno y darle la vuelta al papel para no ensuciar de tinta el merengue. En este caso lo que hice fue coger la tapa grande de una sartén para hacer el circulo más grande y otra más pequeña dentro para formar un anillo. Si tienes pulso puedes hacerlo a ojo y si tienes Instagram puedes ver en mis destacados cómo quedó el papel de horno antes de colocar el merengue.
  2. Necesitarás una batidora de varillas para preparar el merengue. Limpia el bol y las varillas con un poco de vinagre. Separa las claras de las yemas. Ten cuidado si cae un trozo de yema en la mezcla, el merengue no se hará correctamente. Comienza a batir y cuando veas que se forman una especie de nubes en la masa, añade el azúcar poco a poco y bate a máxima potencia durante unos cuantos minutos. Ten paciencia, puedes tardar unos 5-8 minutos. La clásica forma de saber si el merengue está hecho es dar la vuelta al bol. Si no cae, el merengue está en su punto.
  3. Con la ayuda de una espátula o una cuchara grande reparte todo el merengue sobre el añillo que hemos dibujado previamente. Y con la parte trasera de una cuchara o una pequeña espátula crea una especie de “zanja” poco profunda. Aquí es donde posteriormente colocaremos la nata montada.
  4. Precalienta el horno a 200 grados, durante 10 minutos y hornea durante 1 hora y media a 140 grados. Así conseguiremos que el merengue esté crujiente por fuera pero tierno por dentro. Apaga el horno pero deja el merengue dentro reposando durante una hora más.
  5. Prepara nata montada. Añade el azúcar y la vainilla a un bol y bate de nuevo con la batidora de varillas. La nata debe estar bien fría para que salga perfecta.
  6. Esparce la nata en el surco que hemos creado y coloca las fresas y los arándanos por encima.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

en_GBEnglish